Nos cambiamos de casa...

Les invitamos a visitar nuestro nuevo blog...

Para hacerlo pinchen aquí.

(El sitio http://departamentojuvenil.blogspot.com estará operativo hasta abril de 2010).

XX Convención Juvenil

viernes, agosto 24, 2007

Misión a la Iglesia de San Antonio



(Algunas imágenes del Puerto de San Antonio, Región de Valparaíso, Chile).

Les informamos, que durante los días Sábado 1 al Domingo 2 de Septiembre, se estará efectuando una Misión del Departamento Juvenil a la Iglesia de San Antonio, presidida por el Pastor Ernesto Pontigo.

Los pormenores de la actividad son los siguientes:

1. La salida será el día Sábado 01 de Junio desde la Iglesia de Puente Alto a las 08:00 horas, toda la Juventud saldrá de la Iglesia Central, por lo tanto los jóvenes y señoritas de la Iglesia de La Florida y San Bernardo deben llegar a ésta para posteriormente salir rumbo a la Iglesia de San Antonio.

2. En cuanto a la preparación de dicho evento:

a. Se considera que la mejor preparación, es que la juventud apoye cada actividad de sus respectivas Iglesias, por lo cual se llama a cada uno de ustedes que insten a los jóvenes que apoyen éstas.

b. Los días Miércoles 29 y Viernes 31 de Agosto, se realizarán ayunos.

c. Los días de reunión se llamará a oración mediante lo estipulen los delegados, pudiendo realizarse ésta una vez terminado los servicios.

d. Cualquier otro tipo de preparación estipulado por los delegados será bienvenido por la comisión organizadora de ésta actividad.

3. Se informa también que la cuota para ésta actividad será de $6000.- lo que cubrirá pasaje, ida y vuelta, alimentación y la cuota del Departamento Juvenil.

De más está decir que esperamos contar con la presencia de todos ustedes en esta actividad...

Bendiciones.

La Comisión.

17 comentarios:

Anónimo dijo...

AQUELLOS QUE PIENSAN QUE LAS COSAS QUE HACEMOS SON GRANDES SACRIFICIOS , DEBERIAN RECORDAR ESA IDA A SAN ENRIQUE Y LUEGO AL CONVENTO, QUIZAS ENTONCES ENTENDERIAMOS QUE SOMOS ALGO COMODOS PARA TRABAJAR PARA EL SEÑOR ACA EN SANTIAGO-PUENTE ALTO.

Luis Pino Moyano dijo...

Siempre he creído en la libertad de plantear lo que uno piensa. Siempre he creído que todos tienen derecho a hacerlo. Pero hay dos cosas que refleja este comentario. El primero, tiene que ver con el anónimato... se que no todos son socios de blogger, pero existe la alternativa de agregar en tu comentario tu nombre. Creo que las críticas, por muy buenas que sean, pierden toda efectividad cuando están escondidas bajo el manto hipócrita del anónimato. Lo otro, es que este tipo de disentimientos se hicieran llegar de manera personal, o por último, al mail del Departamento o de algún(os) integrante(s) del Directorio...

Ahora, con respecto al sustento de la crítica, yo no creo que el evangelio sea algo sacrificial. De hecho, la Palabra del Señor, en Oseas 6:6, dice: "porque misericordia quiero y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocausto"... yo creo en un evangelio puro y sencillo. "Fácil", fue lo que determinó Jesús acerca de su "yugo" y habló de que su carga era "ligera"... no hay nada como la felicidad y la sencillez de servir a Jesucristo...

Ahora bien, uno podría decir, que esta visión del evangelio es simplista o "moderna", pero no... así fue como nos enseñaron a vivir el evangelio nuestros hermanos antiguos, entre ellos nuestra querida Pastora Zulema. Ella, y los demás hermanos nos recordaban las palabras del fundador de nuestra Misión, el Pastor Pedro Peralta, que decía "Hay que hacer del evangelio algo gustoso y no algo gravoso"...

Eso... qué Dios te bendiga...

Luis Pino Moyano
Director Internacional

Anónimo dijo...

Que triste es saber que hay mucha gente que piensa de la misma manera...¿es gravoso servir al Señor con sacrificio?...pues para Jesus no lo fue...no fue gravoso hacer ese gran sacrificio...¿y que me dices de los sufrimientos de Pablo?fueron gravosos?...y los sufrimientos y sacrificios de Pedro, juan y de los apostoles y disipulos?...tienes razon...DIOS ya no demanda sacrificio...pero no demanda sacrificio de animales expiatorios...eso lo hizo JESUCRISTO y nadie mas puede hacer otro sacrificio igual...pero si no entregamos nuestra vida como sacrificio a DIOS...si no vivimos para el...si no queremos sudar una gota...si no queremos dejar nada del mundo o si mezclamos lo pagano con DIOS...eso indica que hace falta entender lo que esta escrito en hebreo: "Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre." pero lo lamentable es que esos labios que hoy confiesan su nombre...viven llenos de mundo y DIOS pasa a ser uno mas...por ultimo quiero que sepas que no soy el mismo que te envio el anterior comentario...no solo pasaba por este sitio y me encontre con tu lamentable respuesta...bueno, y por ultimo...quiero dejarte un verso biblico que me encanta...pues falta en la juventud de hoy: "Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;
porque nuestro Dios es fuego consumidor."...si hablas del puro amor de Dios y de el no sacrificarse por EL...¿que evangelio predicamos????

Luis Pino Moyano dijo...

El evangelio que predicamos es el evangelio de la gracia... la misma de la cual algunos se constituyen en asesinos...

La palabra gracia, en su sentido literal, significa "favor inmerecido", vale decir, que la obra salvífica fue alcanzada por nosotros por los méritos de Cristo, fuimos vestidos con la justicia de Él (nos fue imputada su calidad). Gracias a dicha obra, nosotros podemos tener comunión con Dios.

Hay un pasaje escritural, en la carta a los Romanos, donde se ilustra magistralmente esta verdad. El apóstol Pablo señala: "Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó" (Romanos (8:29,30). Si te fijas, en este acto de gracia, no hay participación humana. Es Dios, actuando plena y soberanamente en nuestras vidas... Él es quien nos conoce, y desde antes de la fundación del mundo ("...aquellos cuyos nombres no están escritos desde la fundación del mundo en el libro de la vida..." -Apocalipsis 17:8); Él es quien nos predestina, vale decir, Él es quien traza el sentido y destino de nuestras vidas con su Omnipotencia ("Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones" -Jeremías 1:5; "según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad..." (Efesios 1:4,5); Él es quien nos llama, es decir, que Él es el productor del mensaje de vida, las buenas noticias, las que al oírlas y con la ayuda del Espíritu Santo, quien nos convence de pecado podemos acercarnos "al trono de la gracia ("No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé". -Juan 15:16); Él es quien nos justifica, vale decir, en un acto judicial, nos declara legalmente justos, gracias a la justicia de Cristo, alcanzada por la fe en su sangre, la que fue el precio de nuestra redención. Por ese sacrificio hoy podemos tener lo que por la ley no alcanzábamos, ya que la ley nos sentenciaba de muerte por nuestros pecados, pero la ley de Cristo, la que nos justifica por gracia, nos hace dignos de tener comunión con el Padre... Él ha hecho de nosotros nuevas criaturas ("Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios" -Romanos 5:1,2; "De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas" -Segunda de Corintios 5:17); pero no sólo eso, Él es quien nos santifica. Eso señala que aunque nosotros queramos no podemos hacer nada bueno sin la ayuda del Señor... Pablo dice: " Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago" (Romanos 7:18,19); por lo tanto es Dios, quien a través del Espíritu Santo coloca en nosotros, tanto el querer como el hacer... sólos no podríamos ganar esta lucha constante... Y por si esto fuera poco, Él, también, nos grlorifica. Sabes, ese es el atrevimiento más grande de la fe en toda la Biblia. Pablo habla en préterito, él dice "nos glorificó". Pero esa glorificación todavía no ha sido realizada, ya que forma parte de una de las bendiciones de la Segunda Venida de Cristo. La Biblia dice: "He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados, en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?" (Primera de Corintios 15:51-55). O sea, si llegamos a vivir al cielo, no es porque podamos ganar la salvación, o porque a través de "sacrificios" podamos hacer suficiente mérito para hacerlo, será sólo por la gracia, por el puro afecto de su amor.

En síntesis, eso quiere decir que si hoy nos sentamos, y no nos movemos más, somos salvos, porque la salvación no es por obras es por gracia. Lo único que hicimos, y fue motivado por el Espíritu fue creer... y Jesús dijo: "El que cree en mí, tiene vida eterna" (Juan 6:47). El mejor ejemplo es el del malhechor... no fue a predicar, no fue bautizado, no asistió a los medios de gracia, y además estaba crucificado, o sea moría como un maldito. Pero pidió misericordia. Y Jesús le dijo: "De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso" (Lucas 23:43).

Todo lo que somos, todo lo que seremos y todo lo que esperamos llegar a ser, se lo debemos al amor de Dios, manifestado en la persona de su Hijo Jesucristo y que podemos vivenciar gracias a la ayuda del Espíritu Santo...

Si me preguntas que evangelio predico, ese, nada más y nada menos, el sencillo evangelio de Cristo, el de la Gracia...

Luis Pino Moyano

Jetzabel dijo...

Tengo muchas cosas que decir al respecto, por ahora solo dire que esto: "Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia;
no es solo algo que le hace falta a la juventud, es algo que le hace falta entender a la iglesia, y si en nosotros no esta, como suponen muchos tal vez, es porque nadie se ha dado el trabajo de enseñarnos, es mas facil criticar nuestro accionar, que enseñarle a la juventud, y por otra parte si es verdad que no hubo un trabajo de predicación y evangelización en la Mision a San Antonio, pero buscar al Señor e intruirse en su palabra es algo importante, que Dios obre en nuestras vidas, que su amor se haga real no en nuestros labios sino en nuestras acciones, o de lo contrario que vamos a ir a contar a las calles?, cosas que ni nosotros mismos hemos expirimentados como lo hacen muchos, porque muchos podran hablar muchas cosas, pero Jesus no necesita hablar para darse a conocer....en el habia santidad, cosa que a muchos hoy nos falta, o de que sacrificio nos hablan de sudar la gota gorda solo caminando y predicando y romper los record Gines haciendo cosas para el Señor, o de negarnos a nosotros mismos,tomar la cruz y seguirle, hablamos de amar....y ni siquiera somos capaces de demostrar nuestro amor con nuestros propios hermanos. Quizas cuando entendamos el real significado del mensaje de nuestro Señor que es el Amor verdadero, quizas podramos enterder muchas otras cosas...

Pablo dijo...

Yo predico el evangelio de Cristo, de la gracia, el verdadero. Da pena ver como se critica y no se sabe si se forma parte de eso, da pena ver que personas hablan sin dar sus nombres ¿porqué hacerlo así, si lo que hablamos es la verdad? Perdón pero no puedo tomar en serio un comentario anónimo. Y no puedo tomar en serio un comentario de ataque, no corresponde, sé que como juventud tenemos un montón de errores, pero ¿esos se solucionarán en la crítica? ¿qué estoy haciendo yo? creo que debemos actuar, es lo que Cristo querría "El pueblo que conoce a su Dios se esforzará y actuará" (Dn 11:32), creo que Dios tiene mejores cosas para nosotros, pero creo ytambién que nosotros somos los que debemos buscarle a él primero, la misión a San Antonio, ¿se podría criticar por que no hubo Predica? Por favor en que estamos cayendo, ¿acaso se predica alzando la voz en la calle solamente?, creo que esa misión dejó mucho, si la hermanadad de ese lugar llegó a conocer a la juventud que, a pesar de sus errores (me incluyo), ama a Dios, incluso para entregarle todo un fin de semana, pero caemos en el error de la crítica...

Si quieres dejar otro comentario hazlo, pero por favor da tu nombre, la verdad nunca asusta, y se escucha a todos, pero no hagamos las cosas de forma errada, se deben plantear de frente y sin temor, y, como hermanos, todo llegará a una buena meta...

hombre de Dios dijo...

primero que todo, nunca fue mi intencion hacer una pelea con esto, solo pasaba por este blog de una iglesia, y sin ser de la misma iglesia, sin saber que en esa ida de ustedes a San antonio no hubo predicacion, tan solo viendo 2 comentarios y uno que para nada esta escrito con la verdad completa de evangelio sino con una verdad a medias, tuve en mi corazon el enorme deseo de escribirles quizas para ser un aporte, pues creo que los aportes no necesariamente deben ser sobaditas en la espalda, pues en proverbios 23:13 y 14 dice: no rehuses corregir al muchacho;por que si lo castigas con vara no morira.Lo castigaras con vara y libraras su alma del seol; si nos damos cuenta la reprension tambien es buena; y por ser anonimo, bueno no somos de la misma congregacion, quizas ni siquiera nos toparemos en la vida, y como internet es abierto y cualquiera puede llegar a estos medios, no me parecio tan grave ser un anonimo, ademas, para que me conozcan deberia no solo dejar mi nombre sino tambien mis datos y eso por ahora no me apetece.

bien, vamos a ver que dijo el Señor sobre los sacrificios, ¿bueno?:
En juan 15 leemos: Yo soy la higuera y mi padre es el labrador.Todo pampano que en mi no lleva fruto lo quitara: y todo aquel que lleva fruto lo limpiara para que lleve mas fruto, si nos damos cuenta en este pasaje DIOS no solamente muestra su amor para quienes lleva fruto sino tambien una sentencia a aquellos que no lleven frutos; es dificil hablar estos temas en la actualidad, pero creo que ustedes sobre todo el propulsor de este blog debe saberlo mas que nadie, cualquiera que ha leido mas de dos hojas de la biblia entiende que sin frutos somos leña para el infierno ante DIOS, el problema es la forma de ver el evangelio como algo que puede adaptarse al mundo moderno, no, el hombre que se acerca a DIOS debe adaptarse a este evangelio que para estos tiempo encierra el todo de un verdadero hijo de DIOS, si, es verdad que el sacrificio de CRISTO es todo para recibir la salvacion, pero en hebreos tambien nos da una advertencia sobre el descuidar este santo evangelio y vivirlo a mi modo; en hebreos 2 dice: por tanto es necesario que con mas diligencia atendamos a las cosas que hemos oido, no sea que nos deslicemos. Por que si la palabra dicha por medio de los angeles fue firme, y toda trangresion y desobediencia recibio justa retribucion, ¿como escaparemos nosotros, si descuidamos una salvacion tan grande?
¿como escaparemos nosotros de todo esto si dejamos de vivir una vida integra y de santidad?, en colosences 2: 6 nos dice: por tanto, de la manera que habeis recibido al Señor Jesucristo, andad en el; no es una mentira que el Sacrificio de Jesus hizo todo en nuestras vidas, tampoco es mentira que su muerte es todo lo que nos podia salvar y que aunque yo haga tdas las cosas que pueda no puedo alcanzar lo que es por graciala sanvacion; pero tampoco es mentira que DIOS nos demanda un vida aceptable ante sus ojos, andar en santidad, luchar contra los deseos carnales que batallan con nuestro espiritu y servir a DIOS con temor y reverencia; tampoco es mentira que Pablo mismo aun pudiendo tomar el evangelio para su beneficio dijo en filipenses 3:7,8 y 9:Pero cuantas cosas eran para mi ganancia, las he estimado como perdidas por amor de CRISTO. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como perdida por la exelencia del conocimiento de CRISTO JESUS, mi SEÑOR, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a CRISTO, y ser hallado en EL, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de CRISTO, la justica que es de DIOS por la fe.
Bueno, creo que es mas que necesario, no hay nada mas que agregar, ahor si no gusta esto queda solo una cosa por hacer, saquen todos eso versos de la biblia y sigan viviendo su evangelio de papel, pero con cuidado...POR QUE NUESTRO DIOS ES FUEGO CONSUMIDOR(mas a los humildes y quienes quieren cambiar sus vidas, DIOS en este tiempo da perdon gratuito y por gracia...)
eso, a pesar de toda la rabia que pueden estar sintiendo conmigo, algun dia se manifestara la verdad del evangelio y espero que para ese dia puedan estar sirviendole a la luz de la palabra y no a la luz de ideas del corazon humano...
DIOS LES BENDIGA

Mauricio Jose Pereda Ruz dijo...

Lo unico que puedo decir es que ,me da pena como pueden estar atacando un comentario solo porque sea anonimo... el primer comentario habla de alguien que no ve la misma realidad en un evento que en su iglesia... pues asi lo interpreto yo... simplemente esta diciendo que estan viviendo un Evangelio de comodidad... y eso debe cambiar...
creo que para hablar de libertad hay que ser verdaderamente libres....
me duele saber que se diga en defensa de estos comentarios... que nadie les enseñó.... cuando soy testigo pues fui parte de ustedes por muchos años...
que Dios atravez de su Espíritu Santo nos enseñó... su palabra dice que El nos guiará a toda verdad y justicia y lo hiso...
pero por nuestra manera de pensar y falta de santidad hemos realizado muchas cosas como hombres... y todo lo humano trae perdicion... pues lo humano pertenece a este mundo.... por tanto es mundano...
no podemos culpar a nadie de que no se enseño... Dios lo hiso y la falta de santidad rompio lo hermoso que era servir a Diois con esfuerzo y pasion.
Encuentro razon cuando se habla de : MIsericordia quiero y no sacrificios.... pero me extraña que no especifiquen que ese sacrificio es el sacrificio de ofrenda de expiacion....
por algo en el mismo Santo libro llamado Biblia dice esfuerzate y se valiente...
si no lo recuerdan habla de esfuerzo....
en este blog tambien a modo de comentario se dijo que quisas cuando entendamos el significado del amor entenderemos muchas cosas mas...
al entender el significado del amor entiendo que a una mision no se puede ir a pasiar, pues cuando el Señor envio a sus discipulos de dos en dos no fue para ir a turistiar ni a rromper record gines.... fue para ir a predicar el evangelio y a demostrar el amor que Dios puso en sus vidas....
volvamos a ser lo que fuimos cuando Dios nos salvó.... apasionados por gritarle al mundo de la verdad y la pureza y la santidad y la salvacion... no como historia, ni como recuerdos, sino como vida porque eso es Cristo... VIDA... VIDA QUE CASI NADIE ESTA VIVIENDO EN ESTE TIEMPO...
MI AFAN NO ES CAUSAR POLEMICA... SOLO DECIR LO QUE ESTOY VIENDO... AMENSE... SANTIFIQUENCE Y PORFAVOR JAMAS VUELVAN A DECIR QUE NADIE LES ENSEÑO Y POR ESO COMETEN LOS ERRORES....
DIOS es el que enseña y capacita... dejense guiar por Dios y nos evitaremos toda clase de malos entendidos....
para que realmente vivamos lo que dice su palabra y no solo la tengamos en la memoria.
Vestios, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia;
soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro.
De la manera que Cristo os perdonó, así también asedlo vosotros. Y sobre todas las cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto.(Colosenses 3:12-14)
DIOS LES BENDIGAAAA!!

Pablo dijo...

A ver, no caigamos en las vanas discusiones sin fin determinado...Nadie está en contra de nadie, herman@ anónimo, nadie te ataca, ni mucho menos te tiene mala, ni rencor, ni (como tu dices) rabia que se te puede estar teniendo...
Es cierto todo se revela a la luz de la palabra, ella es la lámpara, de hecho nos dice que por ella el joven limpiará su camino...
Sin embargo hay discusiones (en el buen sentido de la palabra) que se deben afrontar con alturas de miras, sabiendo que esta palabra dice que todo me es licito, pero no todo me conviene...así que comencemos a separar las cosas. Yo digo y sigo manteniendo que el anonimato frente a las criticas (de cualquier forma que esta se manifieste) nunca me ha gustado, ni me gustará, si decimos algo que pienso es la verdad, mi persona debe estar por delante, sin miedo a nada, el anonimato da inseguridad, desconfianza y, por sobre todo, poca seriedad a lo que se dice, es como algo farisíaco, sorry, pero es el pensamiento, o sea Dios nos ha enseñado a ser voces que clamen en el desierto, y esa voz no puede clamar desde la sombra...
Ahora con respecto a las ideas del servicio, está bien, siempre y cuando ese servicio se cumpla, voy al hecho de que piensas, junto con Mauricio, que el sacrificio (no el expiatorio, eso era en el pasado, se aclara, de hecho nunca he hecho la aclaración, pues pensaba que se entendía, pues el sacrificio no consistía solo en presentar el animal delante del altar, sino que tambien a la persona por completo, en actitud, Dios no deja cosas de lado) es la manera de servir a Dios y cumplir su palabra o sus estatutos, y que debemos sacrificarnos por obtener la salvación. Yo pienso, a la luz de la palabra, que nada debo hacer yo para obtener la salvación, este don gratuito de Dios, "Por gracia sois salvos, no por obras para que nadie se gloríe..." "si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor y crees en tu corazón que Dios le levantó de entre los muertos, entonces serás salvo" "Siendo justificados, gratuitamente por su gracia", ahora esto no quiere decir que los cristianos debemos quedarnos quietos, pues la fe produce obras, pero la fe, o sea yo no actúo para ser salvo, yo soy salvo y por eso actúo, "porque hechura suya somos para buenas Obras, las cuales él preparó de antemano para que anduviesemos en ellas", ese versículo viene despues del que dice "por gracia sois salvos, no por obras...", pero en ambos casos se trabaja por la obra, recuerdo a unos queridos amigos, un joven matrimonio, que con solo una pregunta hace unos años, me hicieron cambiar de opinion (con Dios en ello) ellos me dijeron, a veces uno se preocupa tanto de la obra de Dios, pero...¿y del Dios de la obra?...yo quiero trabajar por ese Dios de la Obra, que por sobre todo es amor, no le sirvo por miedo ni terror, sino por amor, el no me llamo por miedo, yo le amo porque él me amó primero...una gran poetisa decía "aunque todos te llamen justicia, yo te seguiré llamando amor" y es que el se manifestó en amor conmigo, no le sirvo porque me va a dar más, ni siquiera le sirvo para no perder la salvación, le sirvo porque le amo, y ese amor me llevará a verle cara a cara un día...el servicio se produce en mí por eso, no por miedo a ganar ni a perder nada, sino por amor...

O sea, si él siendo Dios, fue capaz de dar el su vida por mí, ¿hay algo demasiado grande que yo no esté dispuesto a hacer por él? y ahora ¿porqué motivo lo haré? "Nosotros le amamos a él porque él nos amó primero" yo no hago las cosas por Dios por mis fuerzas, sino porque el Espíritu que mora en mí me lleva a hacerlo, con mis fallas y mis errores, intento cada día ser mejor, porque le amo, la Iglesia es un lugar que me ayuda a mejorar mi calidad de vida, como cristiano, trabajador, hijo, hermano, amigo, estudiante, y por todo lo que hay en mi camino...

Nunca se te quiso ofender, pero yo tomo como una ofensa los anónimos, de verdad no me agradan, no me imagino a los hombres de Dios diciendo lo que se consideran verdades de manera escondida, no es la tónica de esto...

La idea es impregnar a la juventud de eso, del amor a aquel que nos salvó, pero es mi idea...La comodidad dejará de estar cuando ese amor me lleve a mí a trabajar por la Obra y por el Dios de la Obra...


Dios te bendiga, y solo son diferentes pensamientos, como Calvino y Arminio, y ambos fueron grandes hombres de Dios...

Pablo Vargas.

Luis Pino Moyano dijo...

La verdad, es que cuando uno abre un blog espera que se den este tipo de retroalimentaciones. Creo que siempre es mejor el conflicto que la indiferencia. La indiferencia, produce tranquilidad. Y cuando las aguas están tranquilas, es señal de anquilosamiento (eso, alguna vez lo aprendí de Tomás Moulian)...

Bueno, con estos comentarios, nadie está persiguiendo a nadie acá. Como una vez dijera un querido hermano, "quien se siente pisoteado es porque está en el suelo". Y creo que este no es el caso, ¿cierto? Pues acá, todos tienen la más plena libertad de expresar sus opiniones...

Cuando uno habla contra el anonimato, es porque, con esa actitud, y es mi opinión, se borra con el codo todo lo que se acaba de publicar. Creo que el anonimato es válido en tiempos de persecución, porque la clandestinidad permitiría la subsistencia de la vida... pero en este caso el anonimato es ridículo, porque yo no voy a tomar una ametralladora kalaschnikov para disparar a todo aquél que opina de manera diferente. Es más, siempre he creído en el susodicho lema francés que dice: Vive le difference!... y es porque creo en eso, que creo en la separación, en términos relacionales, de las personas con sus opiniones, actos y demases. En muchas ocasiones he discutido con Pablo, con Jetzabel, con Víctor, con Ariel y tantos otros, y en muchas ocasiones esas discusiones han sido acaloradas, pero eso no ha significado, en ningún momento, que no podamos conversar después amistosamente, tomando una bebida o, en mi caso, un amargo-dulzón café que tantas veces invoco. Y es que creo en la libertad de opinar diferente. Porque precisamente vivo la libertad, es que amo la libertad. No encuentro nada más bello que ella. Por eso es que creo, también, que en estos casos, más aún dentro de la cristiandad, el anónimato se constituye en un mato cobarde e hipócrita. Más aún, el apelativo de "hombre de Dios", me parece tan similar al que expugnara Pablo en su bella primera carta a los Corintios, cuando algunos hermanos aludían ser de Pablo, Cefas, e inclusive, algunos que decían "soy de Cristo".

Ahora bien, y centrándome en el tema en cuestión, sé que a algunos la gracia les es incómoda. No saben, o tal vez no quieren, introducirla en sus sistemas de vida, trabajo, iglesias. Porque una cosa distinta es creer en la gracia y otra cosa es vivirla. El problema, es que aquí nadie está diciendo que Dios no sea justo. DIOS ES JUSTO. Pero, muchos confunden la justicia con la disciplina y con la ira de caracteres venidero-escatológicos. Si tu disciplinas a mi hijo, en términos hipotéticos (je!), lo más probable es que me enoje, porque tú no eres el indicado para hacerlo (a no ser de que tengas cierta autoridad sobre él -profesor, jefe u otro-). Cuando mi papá me reta, me produce dolor. Y es que como dice el autor de los Hebreos (anónimo, pero porque era perseguido, como muchos que dieron su vida por el evangelio), ninguna disciplina al presente parece ser causa de gozo, pero después vienen sus frutos, apacibles de justicia, dice él. Esto me hace recordar una bella historia que cuenta el pastor Swindoll en su libro "El despertar de la gracia". Ahí él cuenta que el día en qué cumplió 15 años, su papá lo mandó a cortar el pasto de su casa. Él no obedeció. Se quedó en su cama tranquilamente. Su papá le dio la orden en tres ocasiones. Hasta que él respondió: "-yo ya soy mayor". El pastor Swindoll dice que, acto seguido, recibió la paliza más grande de su vida. No sólo eso. Su papá lo castigó haciéndolo quedarse en su pieza por todo el día. A la tarde, su papá fue a decirle que se bañara, se pusiera su mejor ropa. Lo llevaron a un buen restaurante y ahí le dieron regalos celebrando su cumpleaños. El pastor Swindoll dice que lo que él recibió en la mañana fue lo que merecía, en la tarde lo que no merecía. Ahí él entendió lo que era la gracia. Un favor inmerecido.

Recuerdo que un día Pablo (no creo que él se enoje por esta infidencia) estaba tomando una escuela dominical y construyó una frase que venía a significar que la gracia era injusta. Sé que no fue su intención, pero al ser mal elaborada la frase, el acto comunicativo que quesó presente en dicho mensaje, fue eso, la gracia como algo injusto. Yo me acerqué, al finalizar y después del consabido abrazo, le dije que no estaba de acuerdo. Y no estaba de acuerdo, porque Pablo en Romanos 1:17: "Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá". Versículo clave, ya lo sabemos, históricamente, puesto que es la dinamita pura del mensaje evangélico de poder que detonó en el cerebro de Lutero para que hiciera su protesta. La justicia de Dios se revela por fe y es simplemente alcanzada por fe. Vale decir, lo único que nosotros debiésemos hacer para ser salvos es creer. El hermano "hombre de Dios", citó Juan 15. En el versículo 16 aparecen citadas las siguientes palabras de Jesús: "No me elegisteis vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros, y os he puesto para que vayáis y llevéis fruto, y vuestro fruto permanezca; para que todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, él os lo dé". Esto quiere decir, entonces, que incluso la labor que nos correspondería hacer nos fue otorgada por gracia. Porque ninguno creyó porque quiso, sino porque el Espíritu Santo, el perfecto Consolador, "convencerá al mundo de pecado, de justicia y de juicio" (Juan 16:8). Es el Espíritu quién nos dice que somos pecadores. Es el Espíritu quién nos ayuda a creer. Es el Espíritu quién nos ayuda en nuestros momentos de debilidad, intercediendo por nosotros "con gemidos indecibles" (ver Romanos 8:26,27). Vale decir, nuestro creer emana de un acto de justicia Divina, que a la vez, es un acto de gracia.

Concuerdo con Mauricio en el pronóstico. Y es que éste no es el mejor tiempo de la Iglesia. Se podría decir que no hay un compromiso activo y militante con la fe de Jesús. O una palabra que me gusta usar: no hay "disposición". Pero no concuerdo en la causante. La causante no es la flojera propiamente tal. No. Tampoco es que nadie quiera trabajar. Hay muchos hermanos que desean trabajar por la obra del Señor. Lo que sucede es que esa disposición, ese "esfuerzo" y "valentía" al que el Señor nos llama en Josué, no proviene de nuestra humanidad. Porque nuestra humanidad es vana. "Todo lo que hay bajo el sol y sobre esta tierra es vanidad", decía el Predicador. Nuestras ganas, esfuerzos, sueños y aspiraciones también lo son. En medio de este panorama poco auspicioso, podemos ver un haz de luz, una salida, que no proviene de "mis", "tus" ni de "nuestros" esfuerzos... proviene de Dios. "Recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo" (Hechos 1:8). Es sólo bajo la influencia activa de la Persona del Espíritu Santo en nuestras vidas que nosotros podemos actuar en gracia, justicia, misericordia y verdad. Aquí estimados amigos nuestros esfuerzos no valen ni sirven de nada. NADA. Lo único que puede hacernos agentes de cambio en la iglesia y en la sociedad es la presencia de Cristo en nuestras vidas. No sé cuándo Cristo salió a tu encuentro. Conmigo fue a los 10 años, en un modesto local, en una población periférica de la comuna de San Bernardo. Desde ése día, han pasado ya 15 años, en los cuales día tras día Dios me perdona, me ayuda, me sostiene, me permite soñar y crecer. Y cuando me doy mis "porrazos", el Señor me disciplina, justamente, como el Padre que ama al hijo, pero sus manos que hacen la herida, también me curan y restauran, es decir me levantan. Puedo decir, como el Predicador, que Jesucristo es mi TODO, es la realidad de las realidades.

Frente a la situación actual de la Iglesia, yo no puedo hacer absolutamente nada para mejorarla. Lo único que podría hacer es arrodillarme, motivado por el Espíritu Santo, lo que equivaldría a otro acto de Gracia, y clamar con todo mi corazón por un Avivamiento de verdad. Avivamiento que sólo podremos vivir cuando nos re-encontremos con el Señor de la Gracia y permanezcamos en su presencia.

En síntesis, en el sistema de fe que ustedes propugnan, sacrificial y todo, CADA UNO DEBE PAGAR LO QUE DEVE. En cambio, en el sistema que yo predico, y otros miles también, CRISTO PAGÓ LO QUE YO DEBÍA HABER PAGADO. Si vivo es por Cristo. "Pues si vivimos, para el Señor vivimos; y si morimos, para el Señor morimos. Así pues, sea que vivamos, o que muramos, del Señor somos" (Romanos 14:8).

Ése evangelio que predico, es el evangelio en su plenitud. El del amor. El evangelio puro y sencillo que declamara Jesús en sus bellas, poderosas y perennes palabras: "Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga" (Mateo 11:28-30). Y si es fácil, es sólo por la mano sostenedora de Jesucristo, lo que sin lugar a dudas, es, también, un acto de maravillosa gracia.

Luis Pino Moyano.

"Y si buscando ser justificados en Cristo, también nosotros somos hallados pecadores, ¿es por eso Cristo ministro de pecado? En ninguna manera. Porque si las cosas que destruí, las mismas vuelvo a edificar, transgresor me hago. Porque yo por la ley soy muerto para la ley, a fin de vivir para Dios. Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. No desecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo" (Gálatas 2:17-21).

Pablo. dijo...

La frase que constituí en esa escuela fue "Dios no nos llamó por justicia, sino por amor", y nunca quice dar a entender que la gracia era injusta, es horrible pensar eso (a parte de la blasfemia) justo antes de construirla, estaba hablando de lo que como hombres nos merecíamos, citando el pasaje que dice "por cuanto todos pecaron..." y el otro "la paga del pecado es muerte...", y di a entender que Dios no nos llamó por la justicia que como humanidad nos merecíamos...O sea Luis fue el que entendió otra cosa, quizá no puso atención (lo digo como broma socio, jejeje, sin represalía a eso porfa), el asunto es que me encendió la alerta porque tal vez tuve que explicarlo mejor, porque si él entendió eso, quizá otros también, a las dos semanas me correspondió otra escuela y en el estudio hice la aclaración, los hermanos me dijeron que se había entendido bien lo que quice decir...

Esto va para Luis, o sea hermano, no enajene la ignorancia poh!!!jeje


Ya saludos Dios les bendiga. Buena discusión, debiéramos debatir de otros temas también, me gustan los puntos de vista de distintas áreas, pero sigo aclarando que no me gusta el anonimato...


Se me olvidó anotar otra cosa en el comentario anterior, Maury hace un alcance a algo que anotó Jetzy, eso de que se cometen errores porque nadie enseñó, él dice que no se puede culpar a los que no enseñaron, porque Dios es el que enseña, con eso yo creo que sí, Dios es el que enseña, pero pone instrumentos delante, si esos instrumentos no se preocupan de hacerlo, entonces sí se llevará al error a las nuevas generaciones, o sea estoy de acuerdo con Jetzy al respecto, de hecho Pablo tuvo un maestro llamado Bernabé, el cual le enseñó a ser un buen apóstol, a la vez Pablo le enseñó a Timoteo, Filemón y Tito, Bernabé le enseñó a Juan Marcos, sin ir más lejos, Juan el Bautista tenía discípulos, Dios insta a los sacerdotes a enseñar correctamente sus caminos en el Antiguo Testamento, Josué permanecía al lado de Moisés, él fué su maestro, cuando Apolos predicó en Efeso, dice la palabra que Priscila y Aquila lo tomaron a parte para enseñarle más correctamente el camino del Señor, y así, muchos ejemplos, de hecho Dios constituyó Maestros...cuando yo prediqué por primera vez, cometí una cantidad de errores increíbles, y es que nadie me enseñó a hacerlo, y es que la juventud es posible que se equivoque por falta de enseñanza, en la familia Dios dice instruye al niño en su camino, y uno podría decir ¿pero Dios no debería instruirnos?, o sea hay labores que Dios da y nosotros somos los que debemos cumplirlas...eso.


Repito, buenos cambios de opinión de acorde a esto.

Bendiciones (puff! de esa palabra hasta podría salir otro tema).

Pablo. dijo...

La frase que constituí en esa escuela fue "Dios no nos llamó por justicia, sino por amor", y nunca quice dar a entender que la gracia era injusta, es horrible pensar eso (a parte de la blasfemia) justo antes de construirla, estaba hablando de lo que como hombres nos merecíamos, citando el pasaje que dice "por cuanto todos pecaron..." y el otro "la paga del pecado es muerte...", y di a entender que Dios no nos llamó por la justicia que como humanidad nos merecíamos...O sea Luis fue el que entendió otra cosa, quizá no puso atención (lo digo como broma socio, jejeje, sin represalía a eso porfa), el asunto es que me encendió la alerta porque tal vez tuve que explicarlo mejor, porque si él entendió eso, quizá otros también, a las dos semanas me correspondió otra escuela y en el estudio hice la aclaración, los hermanos me dijeron que se había entendido bien lo que quice decir...

Esto va para Luis, o sea hermano, no enajene la ignorancia poh!!!jeje


Ya saludos Dios les bendiga. Buena discusión, debiéramos debatir de otros temas también, me gustan los puntos de vista de distintas áreas, pero sigo aclarando que no me gusta el anonimato...


Se me olvidó anotar otra cosa en el comentario anterior, Maury hace un alcance a algo que anotó Jetzy, eso de que se cometen errores porque nadie enseñó, él dice que no se puede culpar a los que no enseñaron, porque Dios es el que enseña, con eso yo creo que sí, Dios es el que enseña, pero pone instrumentos delante, si esos instrumentos no se preocupan de hacerlo, entonces sí se llevará al error a las nuevas generaciones, o sea estoy de acuerdo con Jetzy al respecto, de hecho Pablo tuvo un maestro llamado Bernabé, el cual le enseñó a ser un buen apóstol, a la vez Pablo le enseñó a Timoteo, Filemón y Tito, Bernabé le enseñó a Juan Marcos, sin ir más lejos, Juan el Bautista tenía discípulos, Dios insta a los sacerdotes a enseñar correctamente sus caminos en el Antiguo Testamento, Josué permanecía al lado de Moisés, él fué su maestro, cuando Apolos predicó en Efeso, dice la palabra que Priscila y Aquila lo tomaron a parte para enseñarle más correctamente el camino del Señor, y así, muchos ejemplos, de hecho Dios constituyó Maestros...cuando yo prediqué por primera vez, cometí una cantidad de errores increíbles, y es que nadie me enseñó a hacerlo, y es que la juventud es posible que se equivoque por falta de enseñanza, en la familia Dios dice instruye al niño en su camino, y uno podría decir ¿pero Dios no debería instruirnos?, o sea hay labores que Dios da y nosotros somos los que debemos cumplirlas...eso.


Repito, buenos cambios de opinión de acorde a esto.

Bendiciones (puff! de esa palabra hasta podría salir otro tema).

VICTOR MADRID BUSTOS dijo...

(Tu)"hombrecito de Dios"
(yo Pobrecito Mortal...que ademas de eso ya no queda muxo):
supongo ke fue a san antonio?...estuvo ahi y le hizo este mismo comentario, acertado desde su partikular optika,y lo hizo en el minuto preciso a la comision... y ellos ademas no lo tomaron en cuenta y pecaron del omision..Cierto? ...(supongo todo esto)..porke de no ser asi ya no hay que hacer al respecto...menos kuando se utiliza una tribuna tan comoda como lo es la del anonimato,eso si ke es komodidad...
hechos y no palabritas ( lo he dixo en + de una ocasion)y
ademas le hago extensiva la invitacion a San Bdo....si kiere..."nos sacrificamos y sudamos la gota gorda ALLA" ..su asistencia es de suma importancia...ademas puede poner en practika lo ke acaba de acotar y ejercer su lejitimo derecho a opinar,pero en el instante preciso(x favor).Como parte de la comision organizadora de dixo evento tiene abierta esa opcon,pero con nombre y apellido
para ke asi el Señor sepa a kien facturar..

predikemos no solo con palabras sino tambien con actitudes Cristo lo hizo asi...
AH, PERDON se me olvidaba usted no pertenece a nuestra iglesia??
sin embargo dijo:"DEBERIAN RECORDAR ESA IDA A SAN ENRIQUE Y LUEGO AL CONVENTO"..."solo pasaba por este blog de una iglesia, y sin ser de la misma iglesia, sin saber que en esa ida de ustedes a San antonio no hubo predicacion"...(SOLO LO CONFRONTO CON SUS PALABRAS CONTRADICTORIAS E IMPRECISAS A LA VEZ).
muy informado para no ser de la Iglesia...mejor dicho muy mal informado...O MUY NEGATIVO.NO SE
Bueno el asunto es ke te invito el sabado 17 de nov. a las 08.00 sale el bus desde Pte Alto.Sin+ ke agrEgar y deseando ke la paz de Dios,SU MISERICORDIA Y LA GRACIA DE CRISTO SEA ACOMPAÑANDOTE

SE DESPIDE UN POBRECITOMORTAL...KE RE100 COMIENZA A TRANSITAR POR ESTAS VEREDAS...NADA DE ACOMODARME VERSICULOS FUERA DEL CONTEXTO..
AUNKE ADOPTANDO TU ESTILO PERO DENTRO DEL CONTEXTO CITO:
"PORQUE ESTA ES LA VOLUNTAD DE DIOS QUE HCIENDO BIEN,HAGAIS CALLAR LA IGNORANCIA DE LOS INSENSATOS"
(1 PEDRO 2:15)

HECHOS EDIFICAN MAS KE MIL PALABRAS VACIAS
pd:
"ES FACIL CRITIKAR COMODAMENTE COMO TU, LO DIFICIL ES CONSTRUIR"...
"LOS CONSEJOS LOS COMPRO POR SEPARADO,Y ME GUSTA VERLE LA CARA AL VENDEDOR, ASI PUEDO LEER EN SUS GESTOS LO CONFIABLE QUE SON PARA SABER SI TOMARLOS EN CUENTA O NO..."
ADIOS

ANONIMOS NO+...BRRRRRR

Anónimo dijo...

Desde mi manto hipocrita quiero dejar en claro lo que no quedo muy claro...no fui el mismo que escribio el primer mensaje...mi primer mensaje fue el 3ro y por favor creanme que no les estoy mintiendo no soy de su congregacion, gracias por lo de insenzato, y espero que en esta ida a Sn Bdo puedan crecer en el Señor, estoy seguro que como jovenes pentecostales quizas aman las cosas antiguans, las formas antiguas la "antigua vision", bueno esa es la vision que me encanta...ah y al niño ese que se dice ser un pobrecito mortal, si quieres pelear anda a buscar un foro de cualquir tema de interes mundano pues tus palabras dejan claro que ese es tu area...en fin...bueno creo que el hermano ¿luis?y el hermano¿pablo? tuvieron una postura de la cual no estoy de acuerdo pero por lo menos la defendieron y se mantuvieron...pero ese pobrecito mortal...¿a que se metio? a descontextualizar mis palabras para darle un nombre a mi manto hipocrita del anonimato...no...no te esfuerces que no existo en tu congregacion...quizas pueden saber quien escribio el primer mensaje pero no los otros pues es verdad que en su iglesia no existo...bueno eso es todo y espero que DIOS ABRTA LOS OJOS DE QUIEN TIENE QUE ABRIRLOS O BIEN QUE ENDERECE LAS VEREDAS QUE SE DEBEN ENDEREZAR...desde mi comoda he hipocrita silla del anonimato me despido...atte. hombre de DIOS o anonimo...(o para ese pobrecito mundano...insezato)

Pablo dijo...

¿Cual es tu nombre hermano? quizá podamos tener alguna charla de acorde a temas de interés, si no quieres acá, mi mail es pavarm@gmail.com, y el otro pablo_utfsm@hotmail.com, a cualquiera de esos puedes escribir y se pueden ejercer diferente tipos de charlas...Porque no amo la manera antigua ni la nueva, amo a Dios y él pone en mi corazón las acciones e ideas para seguir en sus caminos, nos vemos, algun día espero...

Pablo dijo...

A todo esto ¿ves lo que sucede? por eso no me gusta el anonimato, ahi es donde se carece de credibilidad, ¿cómo se puede creer en alguien que no escribe su nombre? además que si no te conocemos, que hay que temer, me gusta llamar a la gente por su nombre, creo que nada cuesta poner "Juan" o "Cesar" o "Andres" o "María" o "Pablo" o "Josefina" o "Marco", etc...

Pero en fin, de hecho si alguien dice algo sin dr su nombre yo, simplemente ceo que sus palabras no sirven, insisto "Voces que clamen en el desierto" eso es lo que la cristiandad necesita hoy en día ¿estamos dispuestos a ser esas voces? Clamaremos desde las tinieblas o desde la luz???

Luis Pino Moyano dijo...

...

quisiera partir señalando un mensajito a mi amigo Pablo... puede que mi acto comunicativo en el último comentario también halla sido erróneo, pero la verdad, es que yo entendí tu frase de esa manera... porque Dios también nos llamó por justica, por la justicia de Cristo con la cual fuimos vestidos, luego del acto de la justificación, que, a su vez, es un acto de gracia...

Al hermano anónimo quiero decirle que mi nombre sí es Luis Pino Moyano, que no hay para qué ponerlo en duda (va en tu último comentario entre signos de interrogación)... ah! y el del Pablo es Pablo... parece que dolió el asunto de lo del manto hipócrita, ya que lo repitió tantas veces... pero la verdad es que el anónimato me crispa de la misma manera... siento aversión a las personas que no son sinceras y honestas consigo mismas y los demás. Hay un punto, en lo que dice Víctor (que si es "mundano", como todos nosotros, a no ser de que tú seas selenita o marciano o venusino... de que es un hijo de Dios, lo sé, lo conozco y he visto el cambio que el Señor obró en su ser... y de eso puedo dar fe, aunque él no necesite de mis apologías) que le encuentro toda la razón... eso de los actos. Las palabras logran credibilidad, cuando se condicen con las actitudes de las personas que las dicen, por lo menos, hasta en el plano de las intenciones... Por ejemplo, le creo a Gandhi cuando habla de una revolución a partir del pacifismo, porque eso se condijo con sus actos... Y me estoy refiriendo no a la consecuencia (nada peor que ser discípulo de uno mismo), sino a la consistencia...

la guinda de la torta la puso Pablo cuando dijo que debíamos ser voces en el desierto y nos interrogó acerca de nuestras voces y su procedencia... Yo creo que todo lo que el hno. anónimo, incluso sus congratulaciones a quienes, según su opinión, nos mantuvimos en lo que pensábamos, no tienen consistencia... y no la tienen porque no sabemos quién es...

y es que conocer implica un acto fundamental. Probablemente, ninguno de nosotros hubiese perdonado al hijo pródigo, pero el padre lo hizo, porque conocía a su hijo... quizás nosotros hubiesemos apelado a Cristo por no haber tomado las piedras del suelo y arrojarlas sobre la mujer adúltera... pero él conociendo la injusticia de la intención (¿dónde estaba el hombre adultero que también debía ser apedreado?) perdonó a aquella mujer... y casos hay por montones...

yo hablo con conocimiento de causa. Conozco al Departamento Juvenil. Participo de manera activa en él desde hace siete años atrás (antes participaba activamente con los ciclistas de la Iglesia) y conozco a la juventud. Me encantaría que el Departamento diera un salto cuantitativo y cualitativo. Anhelo ése momento. Me encantaría que más jóvenes tuvieran la visión de prepararse teológicamente y formar junto a ellos, ya no una escuela bíblica, sino un Seminario Teológico propio de nuestra Iglesia... me encantaría ver a esos jóvenes y señoritas con llamados ministeriales... me encantaría ver a los jóvenes y señoritas llenos de espiritualidad... pero los conozco y los amo... y aunque fueran todos unos "mundanos" como tu dices, igual los amaría, y prefiero mil veces que estén así en la Iglesia, con sus problemáticas y errores, algunos de ellos con rebeldías sin causa (algunos las tienen), algunos con ciertos gustos medios extraños... pero llegará el momento en que habrá un "clic"... tal como lo hubo con Pedro, el impulsivo que negó al Señor... como lo hubo con el dubitativo Tomás, como lo hubo con ese viejo amado, antes de mal carácter, Juan (hijo del trueno)... como lo hubo con ese mocoso miedoso llamado Marcos al que Pablo rechazó pero que después lo definió como un hombre "útil para el ministerio"... o como lo hubo conmigo hace quince años atrás cuando corrí al púlpito a llorar por mis pecados y aceptar a Cristo en mi corazón... como también lo ha habido con muchos jóvenes que están con nosotros... y quienes saben quién soy, podrán decir si mis palabras son consistentes o no...

en honor a la verdad, he cometido muchos errores. Muchos. Ahí no concuerdo con Mauricio, porque a mí nadie me enseñó a ser vicepresidente, presidente, delegado, director, predicador ni profesor de la Escuela Dominical. Uno va aprendiendo a porrazos. Por eso la idea de la Escuela Bíblica, por eso el sueño de Pablo de reactivar el proyecto de discipulado... ante la ausencia de gente, que como Elías nos proveyera del manto para continuar por la senda trazada, nos encontramos con luchas, dolores, frustraciones, equivocaciones y demases todos muy sorpresivos... y eso no es una excusa para que pasen por alto mis errores. Los errores, fuero tales, y si no los llamase así, ¿qué me impide no volver a cometerlos?...

pero, volviendo al punto, he cometido muchos errores, una montaña de errores, como diría Kathleen Kulman, pero día a día lucho conmigo mismo, pero día a día me atrevo a soñar y, es mi anhelo ferviente dar la pelea hasta el último minuto de mi vida por el evangelio... eso imbuido por el ejemplo de muchos ancianitos y ancianitas de mi iglesia, seres entrañables, que dieron y siguen dando todo por Dios y su obra...

anhelo, con llegar a viejo, si Cristo no viene antes, y estar todavía apoyando a la juventud, sin eximirme de la crítica... y es que no hay nada más fácil que criticar a los jóvenes, todos lo pueden hacer... pero lo hacen desde sus perspectivas, no empatizando con ellos... en buen chileno, no poniéndote en sus zapatos... cosa más difícil que alzar el dedo y acusar de que no se trabajó, o que no sudaron la gota gorda, o que no se "sacrificaron"...

pero llegará un día, y será un día bendito y feliz, cuando vivamos el avivamiento de verdad, que seremos empapados de la gloria de Jehová "como las aguas cubren el mar", y esos muchachos vendrán "y saltarán como becerros en la manada"... aspiro y deseo trabajar más activamente y día a día para ello, para que cuando ya nada me ate al Departamento, aparte de lazos de otro tipo que son indestructibles, los chiquillos de los directorios que vendrán, cosechen, como algún tiempo lo hicimos nosotros, lo que otros sembraron con ganas... y el problema de la falta de enseñanza radicó en eso, en que por mucho tiempo simplemente cosechamos y no sembramos... pero bueno, llegó el momento en que fuimos iluminados por Dios, y por el deseo que ha puesto en nuestros corazones, entendemos que lo que debemos trabajar en proyectar mejores futuros... ideas, no faltan... pero se necesitan las críticas cooperativas, y no aquellas que se esconden detrás de argumentos falaces... me encanta que cuando me retan, me cuestionan o me critican, ver a la persona a sus ojos, y si no es presencialmente, sino por medios como este, me encanta, al conocer a la persona que escribe, imaginarme su rostro, diciéndome: "lo digo porque te quiero"...

Con respecto a lo de ser pentecostal y amar "las formas antiguas", nada más falaz que ello, puesto que, el pentecostalismo no es un sistema doctrinal, es un movimiento, y como tal, implica rupturas y devenires, puesto que está muy ligado a la experiencia personal y grupal... hay tradiciones que me gustan, hay otras que detesto... es como dijera James I. Packer: "Somos víctimas y beneficiarios de nuestras propias tradiciones"... si amara la tradición no estaría de acuerdo con romper lo que no sirve, o dejar de lado el exitoso método que ya no da resultado"... todo lo contrario, amo el cambio, porque amo al Innovador por excelencia, Cristo... si no, pregúntenle al ciego que fue sanado con barro hecho a partir de saliva...

porque amo a Cristo es que espero un futuro mejor, si no, no tendría esperanza y frente al actual estado me desanimaría... y es que por la GRACIA de Cristo "no somos de los que retroceden..."

Luis Pino Moyano